Entrando en el metaverso fallero...